¿Qué es un compás musical y cómo se clasifican?

compas musical

Según Hermann Grabner, un compás en música es una entidad métrica compuesta por varias unidades de tiempo que son organizadas de un modo específico. De forma más concreta, el mencionado autor, señala que son un compuesto de partes acentuadas y atonales.

Dicho en palabras más sencillas, un compás musical es un patrón que se repite a lo largo de una melodía y que determina la organización de las notas musicales. Dicha organización depende de una serie de reglas o limitaciones que se establece según cada compás.

En las partituras, los compases musicales se expresan como si fuesen una fracción. Es decir, se representan mediante un nominador y denominador, cual si fuesen una fracción. No obstante, la lectura es un tanto diferente dado que no se leen como “divisiones” sino como multiplicaciones. Por ejemplo, uno de los compases más comunes, el 4/4 no se lee como “cuatro entre cuatro” sino como cuatro por cuatro. Además, lo que indica el compás es algo muy específico. Significa que en cada “patrón” las notas no han de exceder el equivalente a 4 negras.

tipos de compas musical

En este sentido, el denominador indica la figura musical y el numerador informa acerca de la cantidad de figuras que se admiten por cada sección o compás musical. Se trata, no obstante, de una convención basada en el valor de la redonda (4 tiempos de negra).

Dependiendo de la figura central los compases han de expresarse de distinta forma. Por ejemplo, si el ritmo está marcado mediante corcheas (una octava parte de una redonda) estos han de expresarse sobre 8, como por ejemplo el compás 3/4 (tres por cuatro).

Clasificación de los compases

Ahora bien, el tema de los compases es algo complejo. Una vez que se entiende su lógica básica se entra en un terreno un tanto más enredado que es necesario empezar a aclarar. Se trata de los distintos modos en que se clasifican los compases.

Existen, con propiedad, dos formas de clasificarlos: según el número de tiempos que los conforman y según el número de subdivisiones internas.

el compas de la musica

Compases binarios, ternarios y cuaternarios

Según el número de tiempos, los compases musicales se dividen en compases binarios, ternarios y cuaternarios. Cada uno de ellos expresa un tipo particular de compás y tal como su nombre lo indica, tiene que ver con los momentos que componen un compás en su totalidad.

  • Cuando se habla de compases binarios se está refiriendo a que cada compás está compuesto, esencialmente por dos momentos.
  • Por su parte, cuando se hace alusión al compás ternario lo que se quiere decir es que el compás comprende tres momentos específicos y definidos. El género vals se caracteriza por utilizar compases ternarios pues facilitan la sensación de swing o movimientos suaves y leves.
  • Por último se halla el compás cuaternario el cual, como puede preverse, está constituido por cuatro momentos definidos por compás.

Compases simples y compuestos

Cada uno de los compases musicales antes descritos admiten otras modificaciones. Tales diferencias son las subdivisiones que pueden ser tanto binarias como secundarias. ¿Qué quiere decir esto? ¿Acaso no es muy complicado? La verdad es que no, veamos esto en detalle.

Si antes se habló de número de tiempos (dos, tres o cuatro tiempos) ahora se habla de número de subdivisiones. En tal sentido, todos los compases antes descritos pueden tener una subdivisión binaria (simple) o una subdivisión ternaria (compuesta).

Esto permite generar muchas nuevas combinaciones. Por ejemplo, se puede mantener un compás ternario (tres por cuatro) y modificarlo con una subdivisión compuesta. Por supuesto, de esta manera el ritmo cambia pero se mantiene la estructura propia del compás ternario.

Consulta artículos relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: